Casas con Todo Detalle Getafe Madrid

Gracias a una inteligente reforma y a una decoración muy bien pensada, esta casa es ahora más acogedora, cómoda y funcional. Continúe leyendo y obtenga ideas para renovar su vivienda...

Casas con Todo Detalle

Proveído Por:

El porche se amuebló con piezas de teca, muy resistentes, de Carrefour. Para hacerlo más cómodo, se pusieron cojines, de Gastón y Daniela. Sobre la mesa, bandeja, de Musgo, y termo y cuencos, de VTV.

Esta vivienda unifamiliar es todo un ejemplo de cómo las pequeñas reformas pueden obrar grandes cambios. Y es que, desde que la compraron hace cuatro años, sus propietarios, una pareja con un bebé, han hecho mejoras para adaptarla a sus necesidades. Además, se han encargado de la decoración, dándole su toque con piezas adquiridas en diversos viajes.

Un porche nuevo

El porche fue uno de los elementos que surgió a raíz de una reforma, ya que se construyó tomando una parte del jardín, con el objetivo de crear una zona de sombra adosada a la casa donde poner una agradable zona de estar y comer en verano. Para delimitarlo, se elevó el nivel del suelo en esa zona que se revistió con un gres de color terracota. Al lado, separada por un murete a media altura, se habilitó una zona para comer rodeada de hiedra súper refrescante. Y ambas áreas se protegieron con grandes toldos blancos.

Salón con carácter

En el interior se aprecia este sello tan personal, como se puede ver en el salón-comedor. Para la zona de comer, justo a la entrada, se ha elegido un estilo colonial, con una mesa y sillas procedentes de Bali en color nogal y una alfombra de fibra. En el estar, que se encuentra situado a continuación, sin separación alguna, en su decoración llama la atención la equilibrada mezcla de tonos blancos, tostados y rosa fresa,y la combinación de muebles de corte actual con otros más rústicos. ¿Los complementos estrella? Varias piezas de origen balinés y africano, que marcan la diferencia. Desde aquí, a través de unos ventanales con puertas correderas, se accede a la zona exterior, en la que hay un porche y un frondoso jardín con tumbonas para tomar el sol.

Cocina más amplia

Para ampliarla y crear un office, que se usa como comedor de diario, también se ganó terreno al jardín. Con el fin de que tuviesen mucha luz, se hicieron unos ventanales que ocupan casi toda la pared. Ambas zonas, cocina y office, tienen prácticamente el mismo tamaño, aunque empleado de forma diferente: en el office prima la sensación de amplitud, ya que sólo está amueblado con lo imprescindible: una mesa de aluminio muy ligera con cuatro sillas, y un aparador donde se guarda la vajilla. En cambio, en la zona de cocina propiamente dicha, el espacio se ha aprovechado al milímetro. El mobiliario, laminado blanco con encimera de haya, está distribuido en forma de “U”. El área de cocción se situó en el centro, con la campana extractora y un armario a cada lado (uno de ellos se hizo a medida para ocultar el calentador) colgados de la pared. La parte de la derecha se reservó como superficie de trabajo y, para no agobiar el espacio, en lugar de colocar armarios superiores, se puso un estante para tener a mano varios tarros. A la izquierda se ubicó la zona de aguas, con el fregadero y el lavavajillas, que sirve a su vez como elemento separador entre la cocina y el office. Pero la pared de enfrente también se aprovechó, y muy bien: la mayor parte de los electrodomésticos se situaron juntos en la pared de enfrente. De este modo, el acceso a ellos es mucho más cómodo.

Cuartos en orden

En los dormitorios reina una sensación de paz y tranquilidad que se ha conseguido con dos ideas clave. Por un lado, la decoración en relajantes tonos pasteles: rosa en el infantil y azul en el principal, con las paredes en un cálido amarillo. Por otro, la elección de muebles de doble uso permite tener todo guardado y en orden. En la habitación de matrimonio se instaló un cubrerradiador hecho a medida que tiene varios estantes a los lados, perfectos para los libros. La zona superior sirve como repisa para colocar diferentes objetos decorativos.En el cuarto infantil, la cama tiene unos prácticos cajones en la parte inferior. Además, una cómoda y varias cajas completan el espacio de almacenaje disponible.

Cambios en el baño

El cuarto de baño principal sufrió una verdadera transformación. Se sustituyeron los revestimientos originales, por otros más modernos: de color chocolate en el suelo y blanco en formato grande para las paredes. Además, la bañera se cambió por una amplia ducha con murete y mampara de cristal, que la separa de la zona de lavabos. En ésta, destaca una encimera con dos senos y un mueble a medida con gran capacidad. ¿El resultado? Muy funcional y estético, al igual que el resto de la casa.

Haga click aquí para leer más artículos de casadiez.es