Elegir el Mejor Revestimiento Cerámico Getafe Madrid

A continuación les hablaremos de uno de los recursos más importantes para la remodelación, la cerámica. La cerámica la podemos utilizar para el piso, las paredes, etc...

TEJIDOS Y CONFECCIONES EUROPA
916838112
Av. Juan de la Cierva, 38
GETAFE, Madrid
 
SERVITECNI AVERÍAS E INSTALACIONES
902428080
C/ Madrid, 67.
GETAFE, Madrid
 
VIFERCO S.L
916011294
Invención (Zade los Olivos), 7.
GETAFE, Madrid
 
SERVICIO OFICIAL DEL FABRICANTE
902351352
C/ Fundidores, 3 - Pol. ind. Los Ángeles
GETAFE, Madrid
 
MH MENAJE DEL HOGAR
916213267
Río Guadiato
GETAFE, Madrid
 
URENDE S.A
916835429
Torneros, 8.
GETAFE, Madrid
 
ELECTRODOMESTICOS HERMANOS
916837093
Herreros, 11.
GETAFE, Madrid
 
TEXTIL-HOGAR AVILA
916951179
Dr. Barraquer, 1.
GETAFE, Madrid
 
SUEÑOS
916955620
Escaño, 10
GETAFE, Madrid
 
VICTORIANO NUÑEZ AREVALO
916968168
Alicante, 11.
GETAFE, Madrid
 

Elegir el Mejor Revestimiento Cerámico

Proveído Por:

Dureza y una gran resistencia a los agentes abrasivos son las características principales de los revestimientos cerámicos, una de las opciones más habituales a la hora de vestir las paredes y suelos. Además, requieren un cuidado mínimo, son fáciles de instalar y casan a la perfección con otros materiales.

Gresite muy decorativo:

Producto cerámico de gres que se vende en pequeñas piezas de entre 2,5 y 5 cm. Para facilitar su colocación se venden enmallados en planchas de 30x30. Son muy delicados ya que tiene más juntas por las que puede entrar el agua, aunque bien sellado no tiene que dar ningún problema.

Azulejos y baldosas:

Ambos están hechos de materiales naturales, arcilla, tratada con un proceso industrial y gracias a las últimas tecnologías han alcanzado muchas posibilidades decorativas.

Tamaños. El azulejo es una pieza de poco espesor y casi siempre cuadrada. La baldosa, más grande, rectangular y más gruesa.

Acabados. Brillo: El más común y más fácil de limpiar, pero se notan las huellas y hay que pasarle un paño. Mate: Cuesta más sacar las manchas, pero no necesita mantenimiento. Lisos: Amplían la luz y el espacio, pero son más sobrios. Estampados: Bien combinados y dosificados aportan un estilo más actual. Tratamientos especiales: Para baldosas de suelo, antideslizante y antihuellas.

Para el suelo, la mejor opción, el gres. Compuesto por una base cerámica que se seca, se cuece y se puede esmaltar, es el más habitual en baños y cocinas, por su gran resistencia al agua y la humedad, el uso y su fácil mantenimiento. Además lo encuentras en infinidad de formas, colores y texturas. A ello se suma su buen precio. Los tipos más comunes son el porcelánico y el rústico.

Gres porcelánico. Es el más resistente al agua, a las manchas y al uso, con una porosidad casi nula. Es capaz de imitar el acabado de otros materiales, como piedra y mármol. Entre sus ventajas: se consigue en cualquier color y al no esmaltarse, su superficie es rugosa
y menos deslizante.

Gres rústico. Más práctico que el barro cocido, ya que exige un menor mantenimiento, pero de estética artesanal; son baldosas más gruesas, lo que hay que tenerlo en cuenta al instalarlo. Las hay con acabado esmaltado, que no requiere ningún cuidado especial, y con un aspecto más rústico, ideal para exteriores.

Reproducen cualquier material. Son la vanguardia de la cerámica y han revolucionado la decoración de los interiores. La última tendencia en revestimientos, en los que se unen calidad y técnica. Son baldosas que imitan la piedra natural, el cemento, la pizarra, el metal, la madera el cuero, la tela, o que reproducen cualquier imagen mediante técnicas digitales. Son aptos para todos los espacios de la casa.

Haga click aquí para leer más artículos de casadiez.es