Viviendas Con Mucho Gusto Salamanca Castilla y León

La acertada mezcla de estilos, materiales y colores diferentes, junto con una buena distribución y cuidados detalles, hacen de esta vivienda un espacio bonito, muy cálido y acogedor...

Viviendas Con Mucho Gusto

Proveído Por:

De gran luminosidad

Salón. Los tonos naturales marcan la decoración del salón. Los sofás, de Chester, se colocaron en torno a la mesa de centro, de El Taller del Agua. Cierran el espacio dos baúles, de Grancasa. Centros de flores, de Los detalles de Sonia Mompó.

El buen gusto se respira en cada espacio de este dúplex, concebido para ser habitado por una familia numerosa. Y no es de extrañar, ya que su dueña, propietaria de una tienda de decoración, se encargó personalmente de decorarla. El resultado es una casa cómoda y práctica, con mucha luz, potenciada por el uso de tonos claros tanto en el mobiliario como en la pintura y los suelos, de roble.

Bien combinado

Todas las habitaciones de la casa se sitúan en la planta baja, ya que la superior se reservó para un estudio, un cuarto de juegos y la terraza. El salón, amplio y luminoso, comparte espacio con el comedor. Llama la atención la pared pintada en un cálido verde manzana, que contrasta con las otras más claras y con los techos, con moldura de escayola, que se dejaron en blanco, como la mesa y sillas del comedor, de estilo provenzal. En la zona de estar se han colocado dos sofás, de corte muy actual, y tapizados en un tono claro que, mezclado con el gris clarito de las paredes del estar y los tonos tostados del mobiliario, ofrecen un conjunto armónico. Los muebles de madera se han combinado con otros de fibras naturales y complementos, como las alfombras de yute, que marcan los límites entre el estar y el comedor.

Cocina con office

La misma tonalidad verde del salón se repitió en el office, habilitado en un rincón de la cocina para la que se han elegido muebles en blanco y wengué, que se han distribuido en paralelo a lo largo de dos paredes enfrentadas. Los armarios llegan hasta el techo, para aprovechar mejor el espacio. A la entrada, a la izquierda, está un área de trabajo. En la pared de la derecha, el frigorífico, oculto tras una puerta, y la columna de hornos. Después, la zona de cocción y, al fondo, el fregadero.

Dormitorios personalizados

A través de un pasillo, se accede a las diferentes habitaciones. En la principal, se han mezclado de forma muy equilibrada las piezas de estilo colonial, como el cabecero o las mesillas, con ropa de cama y cojines en estampados muy fresquitos y actuales. Un cuadro con una hoja de palma, obra de la propietaria, contribuye a reforzar la sensación de frescura. Además, tiene una gran capacidad de almacenaje, ya que cuenta con armario y vestidor. En los dormitorios de los niños, decorados con tonos muy alegres y motivos infantiles, se han buscado muebles muy funcionales, como las literas o las camas-nido.

Mezcla de estilos en el cuarto de baño

Tres de los cuatro dormitorios de la casa cuentan con cuarto de baño. En el principal, el más amplio, se ha realizado recientemente una reforma. Originalmente tenía bañera que se ha sustituido por una ducha con una práctica mampara corredera. En esta zona se ha apostado por una decoración muy moderna. Por eso se eligió un mueble alto de acabado metalizado y se utilizaron losetas grandes de color gris para el suelo y la pared. Este espacio establece un original contraste con el estilo más clásico y elegante del área de lavabos, en los que destaca el mueble bajolavabo hecho en madera. Para revestir las paredes se han elegido un mármol pulido en color crema. En la planta superior está el estudio de la propietaria y un cuarto de juegos, en el que está una amplia terraza que se utiliza para comidas y cenas. El mobiliario es de teca y, para darle un aire natural, se revistió de césped sintético y se adornó con unos arbolitos artificiales. Sin duda, el espacio más alegre de la casa.

Haga click aquí para leer más artículos de casadiez.es